7 de mayo de 2018

Caso Maira Benítez: testigo no aportó nada, regresarían los perros de Punta Alta y denegaron libertad a Silva

A casi 17 meses de la desaparición de la joven de Villa Angela, finalmente declaró el hombre que supuestamente había dicho a la madre de Maira, saber algo. La querella requerirá a los perros rastreadores K9 para nuevas pericias.

inalmente luego de postergaciones concurrió a declarar el testigo aportado por Antonia Morán, madre de Maira (18) que lleva casi 17 meses desaparecida. A modo de sustentar que la joven y mamá de una nena es otra víctima de femicidio, el abogado Pablo Vianello solicitó a las fiscales Gisela Oñuk y Silvana Rinaldis que sea citado a testimonial Alejandro Krasanchuk (48), quien en octubre de 2017 habían estado él y Morán hablando en un encuentro casual. En esa oportunidad, admitió el testigo, hablaron del asalto de su papá y de la desaparición de Maira.

Es que Antonia aseguró a su abogado que en ese encuentro, Krasanchuk le había contado de la supuesta responsabilidad de Rodrigo Silva que está detenido en el hecho. Sin embargo en su declaración registrada la semana pasada negó esa versión y que únicamente lo conocía de vista. Con este panorama la posible pista de que Maira había sido vista por el testigo, entrar en un auto en un campo cercano al lote 11 donde trabajaba Silva y que luego solamente salieron hombres en el mismo transporte y no ya esa mujer que los acompañaba, se desvanece ya que no pudo ser acreditada en esa testimonial.

El expediente vuelve a tener movimiento tras aceptar la competencia –la jueza de Garantías de Villa Ángela-, Yolanda Alvarenga de Gómez Samela y comenzar investigar las 17 pistas aportadas por el fiscal federal de Sáenz Peña, Carlos Sanserri, al rechazar la causa al igual que el juez Aldo Alurralde.

MÁS TIEMPO

En ese sentido, las dos representantes del Ministerio Público, Oñuk y Rinaldis consideraron avanzar en una prórroga para ampliar el campo de acción y lograr mayor claridad sobre lo peticionado por la Justicia federal y la querella a cargo de Vianello. Las partes coinciden que el hecho no se haya encontrado el cuerpo no se esté frente a un hecho de violencia de género y femicidio, por lo que en las baterías de medidas sugeridas aparecen nuevos rastrillajes y convocar a posibles sospechosos.

En ese sentido, las fiscales recurren a una prórroga para la etapa penal preparatoria y al mismo tiempo rechazaron el cese de prisión a Catalino Silva, padre de Rodrigo, el principal sospechoso.

CANES OTRA VEZ AL CHACO

perros K9.jpg

Los perros haciendo su trabajo en el campo donde trabajaba Rodrigo Silva. Marcaron olor de la joven en ese lugar, el baúl del auto del imputado y otras dependencias. Volverán a ser convocados por la querella.

 fuente diario norte

 

El abogado de Antonia Morán adelantó a NORTE que pedirá esta semana al procurador general Jorge Canteros que se arbitren medios para el arribo al Chaco de la División K9 de Punta Alta. Los perros adiestrados en hallar restos humanos son necesarios dijo Vianello para las medidas que pedirá a la brevedad, en otra acción que apunta a demostrar estar frente a un asesinato de la joven vista por última vez el 18 de diciembre de 2016, tras una salida que había hecho. El 17 de mayo de 2017 la división K9 de los Bomberos Voluntarios de Punta Alta (Buenos Aires) – llegó a la provincia-en una gestión del procurador Canteros.

LA SITUACIÓN DE LOS SEIS

Rodrigo Silva, su padre Catalino y Gabriel Cáceres están con prisión preventiva, luego de agotados todos los caminos recursivos de sus respectivos defensores. Además, también están complicados Sergio Coria, Ramón Cáceres –ambos consiguieron el cese de prisión- y Belén Ledesma, que estuvo pocos días detenida con prisión domiciliaria, pero como está imputada de encubrimiento, se le concedió la libertad.

COMPARTIR:

Comentarios