8 de mayo de 2018

LA QUERELLA DE LA FAMILIA DE MAIRA BENITEZ PIDIÓ POR “HALCÓN”

La querella de la familia de Maira Benitez, solicitó la presencia, nuevamente, de la división k9 de Punta Alta y de ser posible la presencia del perro rastreador llamado Halcón, el cual encontró el cuerpo de Araceli Fuelles en la localidad bonaerense de Villa Ballester y aportó datos reveladores en el caso de niño Mario Salto de once años brutalmente asesinado en Santiago del Estero.

Halcón en el caso de Marito Salto, brutalmente asesinado en la localidad de Quimilí, Santiago del Estero

El perro rastreador llamado Halcón se lanzó ladrando sobre una mesa de luz que existía en la casa de uno de los sospechosos, en este mueble los policías de la división Homicidios encontraron una carta, una suerte de pacto: "Ya tengo su virilidad, su juventud, su fortaleza. DAME LO QUE PIDO", decía. Así mismo el can señaló otros cajones que revelaron recortes de diario sobre el infanticidio de "Marito", papeles como amuletos que leían "dame tu fuerza, 666", la efigie del ojo en el triángulo, el antiguo símbolo de la providencia divina. La hipótesis, para la jueza y la PFA y la jueza Falco, es tan simple como horrible, según apuntaron investigadores del caso "Marito" murió en un crimen ritual bajo una teología demente: lo mataron para cosechar su energía vital.

 

 

HALCÓN EN EL CASO MAIRA

 

Este can ya estuvo en la localidad de Villa Angela y  en esta oportunidad tras olfatear las ropas de la desaparecida  Maira  realizó varias marcaciones en diferentes puntos y se han recuperado elementos que fueron  de interés para la causa.

 

COMPARTIR:

Comentarios