Lunes 18 de Enero de 2021

21°

VILLA ANGELA

18 de noviembre de 2018

A UN MES DE CUMPLIRSE DOS AÑOS DE LA DESAPARICIÓN DE MAIRA, SILVA OFRECIÓ UN NUEVO TESTIGO

FOTO ARCHIVO RASTRILLAJE ENERO DEL 2017

El próximo 17 de diciembre se cumplirán dos años de la desaparición de Maira Benítez. Rodrigo Silva, uno de los principales imputados en la causa presento un nuevo testigo, pero para la fiscal no surgió nada importante y está en plena fundamentación de por qué es un asesinato, y así, cerrar la instrucción para antes de terminar este mes mandar el abultado expediente a la Cámara para debate oral y público.

Maira Benítez, despareció el 17 de diciembre de 2016, después de salir a bailar, testigos la vieron subir al auto conducido por Rodrigo Silva, acompañado por Gabriel Cáceres.

De acuerdo a lo obrante en el expediente a cargo de la fiscal Oñuk, los tres se dirigieron hasta el lote 11 en Villa Ángela, campo del exjuez Eduardo Costas, donde trabajaba Silva. Un lugareño vio ingresar a los dos sujetos y Maira en un vehículo.

Luego, la salida la hicieron solamente Silva y Cáceres. Los perros K19, ya sean los de bomberos de Punta Alta (Buenos Aires), de la Policía del Chaco y también los canes de la policía de Santiago del Estero, marcaron que la joven había estado en el baúl del auto con el que ingresaron los dos hombres y ella al establecimiento rural.

LA ESTRATEGIA DE SILVA

En ese sentido, Silva, el más complicado y quien está con prisión preventiva, buscó desligarse ampliando su declaración indagatoria ante la fiscal Oñuk, quien pidió la declaración de una menor.

Dicha medida se concretó a través de la cámara Gesell. La testigo contó que días posteriores a la desaparición de Maira -vio a Sergio Coria-, otros de los implicados, “algo nervioso, raro, cambiado…”.

 

Con ese argumento, Silva quiere demostrar que nada tuvo que ver con el homicidio. Los hechos a partir del arribo a la causa del abogado Pablo Vianello tomaron otra dinámica, permitiendo salir de las dudas en torno a la privación ilegítima de la libertad a homicidio simple: aunque el letrado confía demostrar en el juicio que el caso es un femicidio.

 

Por esta causa están con prisión preventiva Rodrigo Silva, su padre Catalino Silva y Gabriel Cáceres, acusados como coautores de homicidio de la joven madre de una niña de 4 años.

 

Además, la representante del Ministerio Público Fiscal, imputó a Sergio Coria de encubrimiento agravado y encubrimiento a Belén Ledesma y Ramón Cáceres, los tres están en libertad.

 

Como están las cosas y con el requerimiento una vez elevado, el juicio comenzaría a mitad de 2019, y teniendo en cuenta los dichos a NORTE, por parte del querellante Vianello, que en su momento recurrirá por la figura de femicidio, de prosperar, los coautores podrían recibir la máxima pena de prisión perpetua.

Diario Norte y gentedepueblo.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios