El ex secretario General de la Gobernación, Horacio Rey, quien se encuentra en la Unidad Penal Federal N° 7, volvió a expresarse a través de una carta, luego de que amenazara con “romper el silencio” por acusaciones en su contra.

Esta vez, pidió esperar el proceso en libertad, para poder disfrutar de sus hijos y su familia.

La carta completa, a continuación:

“Escribo con la esperanza que otros padres puedan llegar a comprenderme y ponerse en mi lugar por si algún día, por una injusticia, les toca pasar por esto que estoy viviendo.

Ya van 200 días de encierro, privado de la libertad.

La justicia consiste en dar a cada persona lo que legítimamente le corresponde.

Mínimamente, presunción de inocencia hasta que se pruebe lo contrario y asegurar el derecho a atravesar el proceso en libertad. Aclaro que siempre estuve a disposición de la justicia para que se me investigue y renuncié a mi cargo y mis fueros para que haya más claridad todavía y que no se presuma que podía entorpecer nada desde mi lugar como Secretario General de la Gobernación.

Y creo que la condena viene siempre después de un juicio, nunca antes.

¿Quién se hace responsable por esto? ¿Quién me devuelve los momentos que hoy me niegan con mis hijos?

El dolor de mi ausencia en la comunión de Martina y en su cumpleaños, el dolor de no poder estar con Octavio en su cumple, y mil momentos, abrazos y risas que no van a volver.

¿Cómo le haces entender a dos chicos que su papá hace más de 6 meses no llega nunca para dormir con ellos? ¿Cómo sentirse sabiendo que Octavio pide de deseo que su papá vuelva rápido a casa?

El daño y la angustia que provoca esto en nuestra familia es profundo e irreparable.

Hoy vemos un abuso de la prisión preventiva. Que es una excepción, no es la norma general.

Lo normal es que uno pase su proceso en libertad mientras lo investigan.

Cuando las leyes son claras y precisas, la función del juez no consiste más que en comprobar un hecho concreto.

Hoy siento más que nunca el amor incondicional de mi familia como también puedo ver con claridad los amigos que están, y los que no. Me duele sentir que “Cuando la voz de un enemigo acusa, el silencio de un amigo condena.” Pero así son las cosas...

Espero llegue lo antes posible el momento de ejercer mi defensa y aclarar todo.

No se trata de si te cae bien un gobierno u otro. No se trata de si la sociedad opina, (sin saber y basada en titulares de diarios) que alguien cometió un delito o no.

Se trata de que todos tenemos el derecho a estar en libertad mientras nos investigan y que a todos nos rige el principio de inocencia... igual que a vos.

“La sentencia no se pronuncia de una vez, el procedimiento se va convirtiendo lentamente en sentencia.” El proceso (1925), Franz Kafka.

 

Horacio Rey”.

Compartir

Comentarios