SANTA SYLVINA – La intendenta Susana Magio, en diálogo con La 21 Radio, se refirió al difícil momento que está pasando la zona rural de su localidad y los trabajos que se realizan para que el agua no ingrese a la localidad. “La verdad que estamos en una situación que de emergencia creo que ya pasamos a catástrofe, porque la zona de producción agropecuaria se ha perdido un 90%, la poca soja que se sembró se perdió, pasturas también se perdió el 100%, y la preñez y parición de ganado mayor y menor, van a comenzar también a sufrir el impacto de esta catástrofe”, aseguro la intendenta.

La gran cantidad de agua que hay en la zona, no se debe a que se hayan registrado lluvias de mucha consideración, sino que se da por arrastre. “Nosotros en estos cuatro meses hemos superado la media anual, superando los mil milímetros, pero a esto hay que sumarle la gran cantidad de agua que nos viene por arrastre, hoy ya no podemos decir que tenemos una zona donde no tengamos agua, en la zona rural. Aquí estamos en colonia Ñandubay, al este, pero si te vas a sector Oeste, en lo que es zona de Krempotich, zona las tablas, hace 10 días que estamos evacuando gente. Tenemos aproximadamente 500 familias afectadas por el agua, entre 30 y 40 familias auto evacuadas, que la hemos trasladada hacia los vecinos o amigos que están un poco más alto, y que en su casa no le llego el agua, pero todo a la vuelta si tienen inundado”, aseguro la señorita Magio.

“La verdad es una desazón terrible, es una situación muy angustiante, nos queda abrazar a cada sylvinense, tratar de fortalecerlo de la fuerza que ya no tenemos, porque ya hace tres meses que estamos bajo agua. Tres años consecutivos que estamos inundando toda la zona rural, la producción agraria como pecuaria está totalmente destruida, creo que en situación de catástrofe”, manifestó la Intendente, quien junto a todo su equipo y empleados municipales, trabajan a destajo para impedir que el agua ingrese a la localidad.

Compartir

Comentarios