Miércoles 22 de Marzo de 2023

SUDOESTE

17 de marzo de 2023

RESPONSABILIZAN A UN MÉDICO POR LA MUERTE DE UNA ADOLECENTE EN EL HOSPITAL DE SAN BERNARDO

SAN BERNARDO- El cuatro de septiembre del año 2019 una adolecente de 15 años ingresaba al hospital de San Bernardo con un fuerte dolor abdominal, el medico en turno minimizó el hecho, no permitió la derivación y en consecuencia la joven falleció días más tarde por una afección generalizada a consecuencia de una peritonitis.

El doctor Vedoya Ott, querellante en la causa relató los hechos que derivaron en el fallecimiento de la joven: “Este hecho lamentable y que dios quiera no nos pase a nadie ocurrió en el año 2019. Perder una hija de quince años por alguien que no prestó atención en lo que tenía que hacer en sus deberes como médico y profesional es una desgracia total. Los hechos se dieron de la siguiente manera, esta adolecente concurre al hospital de San Bernardo el 4 de septiembre del 2019 con un fuerte dolor en la zona abdominal, el doctor Jiménez la revisa minimiza la situación, resta importancia ante los familiares que le avisan de la gravedad del estado de la menor, cuando piden para derivarla el doctor se niega porque consideró que no era necesario. La niña vomitaba verde a lo que el doctor diagnostico que se daba por ingesta de mate o terere. La chica pasa a Villa Angela y termina muriendo en el hospital cuatro de junio de Saenz Peña porque ya era tarde para cualquier acción médica. Finalmente el diagnostico dio que la adolecente sufría de una apendicitis que derivó en una peritonitis esto genero una asepsia o afección  generalizada. Esta situación de haber sido advertida en el hospital de San Bernardo con los primeros estudios se hubiese evitado el desenlace fatal. Cuando llega a Saenz Peña los médicos le extraen un litro pus del cuerpo, es decir, ya estaba totalmente infectada.

RESPONSABILIDADES

En este sentido el letrado dijo: “La pregunta es ¿quién causo la muerte de esta chica? Y la causo el medico que la atendió en primera instancia, en este caso el doctor Roberto Oscar Jimenez, que actuó con negligencia, falta de diligencia, desatención e impericia en el arte de curar.”

JUSTICIA CLASISTA

Finalmente el defensor expuso sus miedos y preocupaciones diciendo: “En la justicia siempre o casi siempre la balanza se inclina para el lado del poderoso o para un profesional, en este caso un médico, de otro lado qué tenemos, la hija de un changarin a la cual represento. Tenemos pruebas irrefutables porque hay dos informes del instituto médico forense donde dice que fueron determinantes las primeras 24 horas donde se tenía que determinar el futuro de esta chica y operarla.

Yo quiero que esto tenga visibilidad, quién actúa en la causa, la doctora Alejandra Kuray, qué pienso que va a obrar conforme a derecho, pero que la gente este sabiendo lo que está ocurriendo, que hay un juicio por mala praxis donde tiene como protagonistas a un médico de un lado y del otro una familia. Alguno dirá “y bueno es la hija de un changarin” ha Pero cuando le tocan los hijos a los jueces y magistrados ponen el grito en el cielo, lo que me parece bien, pero también debemos prestar atención a este tipo de casos. Yo quiero que la gente sepa lo que está ocurriendo, que sepa que hay pruebas favorables a la querella, que están escritas y que va a ver una sentencia para cual no se puede obviar esas pruebas contundentes y fulminantes en beneficio de la parte querellante. Acá se mató una criatura por desidia por negligencia y por impericia del médico que la atendió, que tendría que haber detectado que era una apendicitis que derivo en peritonitis y posterior fallecimiento de la joven.

Hay que controlar a los jueces, esto se logra con la gente yendo a las audiencias. Un caso ejemplar es el de Rosendo Aguirre y Brian Montenegro, donde la gente de San Bernardo acompañó todas las audiencias logrando la perpetua para Aguirre. La presencia de gente en las audiencias significa que el juez está viendo que la gente común está controlando las audiencias.”

 



COMPARTIR:

Comentarios