La petrolera de bandera aplicó una rebaja del 1% en promedio y ahora se espera que las competidoras hagan lo mismo. Esperan un año “más calmo” que el 2018.

Los conductores tuvieron su regalo de Reyes. La petrolera YPF, que controla cerca de la mitad del mercado de los combustibles, implementó una nueva rebaja en el precio de sus productos, por lo que se espera que las marcas de la competencia hagan lo propio en las próximas horas.

Si bien el porcentaje es casi irrisorio, habida cuenta de que en promedio alcanza el 1%, y que la región continúa siendo la que más caro comercializa las naftas y el gasoil; la novedad no deja de ser un alivio para los propietarios de automóviles, camionetas y motocicletas después de un 2018 sumamente hostil para sus bolsillos.

CALMA PROYECTADA

Según fuentes del sector, este segundo descenso consecutivo (después del que se concretara el 3 de diciembre pasado, también en torno al 1%), responde a la reducción del precio del barril de crudo, que es uno de los tres pilares en que se asienta el valor que se cobran los combustibles en surtidor.

Las otras dos variables principales son la cotización del dólar y el precio de los biocombustibles que se incluyen en las naftas y gasoil de venta al público.

En este marco, de mantenerse la relativa estabilidad en la cotización de la moneda norteamericana, tal como avizoran desde la administración central, y con valor del crudo con tendencia más bien a la baja; los empresarios estiman que el 2019 debería ser “más calmo” que el convulsionado año pasado.

Cabe recordar que durante 2018 se produjeron unos 15 incrementos en el valor de todos los productos, que alcanzaron un acumulado anual del 60% en promedio. Sin embargo el año se cerró con aquel tímido descenso del 1% que se suma a esta réplica en el inicio de 2019.

En estas horas, se espera un descenso en el precio de los productos de las otras marcas, que quedaron muy por encima de la petrolera de bandera.  

Para los empresarios, esto será vital a la hora de pensar en un repunte de las alicaídas ventas, teniendo en cuenta que a lo largo se pusieron en riesgo no sólo cientos de puestos de trabajo, sino la continuidad de un gran número de estaciones de servicio; presas de la falta de rentabilidad.

LOS NUEVOS PRECIOS

Con la baja implementada desde ayer, YPF ratificó su posición de liderazgo en cuanto a precios en el mercado.

La petrolera de bandera comercializa ahora el litro de nafta súper a 40.99 pesos, es decir un 1.5 % por debajo de su valor anterior. En tanto, el litro de “Infinia” (la nafta de mayor calidad) cuesta desde ayer $45.9, o sea 0.69% menos.

El precio del gasoil de menor calidad pasó a 37.69 pesos por litro, un 1.10% más barato; mientras que el producto Premium descendió 44.59 pesos por litro, es decir un 1,59% menos.

Del comparativo entre los precios de enero de 2018 y el mismo mes de este año surge que las naftas de YPF tuvieron un aumento acumulado del  57%; mientras que el gasoil alcanza un incremento anual del 74%.

No obstante, cargar un tanque en la petrolera de bandera puede resultar bastante más conveniente que hacerlo en sus competidoras, por lo que se estima que éstas también aplicarán alguna reducción en las próximas jornadas.

Si bien todas las marcas, excepto YPF, tienen algún margen de discrecionalidad a la hora de actualizar sus pizarras, por estas horas Oil comercializa su nafta Súper a $42.99 el litro, (dos pesos más cara que YPF), la Premium a 48.99 (tres pesos más que YPF), el gasoil a 39.99 pesos por litro y el Diésel 10 a 46.99 pesos por litro.

En tanto los precios de Shell oscilan en los 41.99 pesos por litro para la nafta Súper; 46.79 para la Premium; mientras que el gasoil se vende a 40.59 peso por litro, y el premium a $46.59.

 

Compartir

Comentarios