INFORMACIÓN GENERAL

14 de noviembre de 2018

UN VILLANGELENSE AMIGO DE MARADONA NOS MUESTRA EL OTRO DIEGO

Rodrigo Latorre, es de Villa Angela y tiene un Restaurante en Sinaloa, una ciudad que pertenece a la provincia de Culiacán en México. A través de su oficio pudo establecer amistad con una de las figuras emblemáticas del deporte mundial Diego Armando Maradona quien dirige a Dorados, el equipo de esa localidad.

Rodrigo Latorre, relató: “Yo, lo quise conocer a Maradona en toda mi infancia y que ahora lo tenga acá y lo tenga en un club donde tengo posibilidades de llegar a él es un sueño. Todo comenzó un domingo cuando estábamos en casa de unos amigos y recibo una llama y me dicen que Maradona quería carne magra, que había comido y que no le gusto, entonces me dije para mis adentros “presente”. A través de la comida y del restaurante forjamos una relación. Son gente muy cálida muy humilde, nada que ver con lo que pintan o con lo que otra gente ha vivido con él. Nosotros estamos totalmente agradecidos por cómo nos trata desde el primer día. El primer encuentro se dio en el hotel y nos hicieron sentir tan bien como cuando estas con amigos de toda la vida. En esa situación es como que la foto la dejas para lo último, lo que quieres es convivir, estar hablar. Desde aquel encuentro empezamos a llevarle cena casi a diario. Por cada vez que uno va el trato es mucho mejor, sobre todo con mis hijos, a los cuales los trato de manera  excelente.

EL MARADONA ÍNTIMO

Rodrigo mostro un Maradona diferente: “Un día estábamos en casa de un amigo, estábamos haciendo un asado, en eso llama Maradona y pregunto que hacíamos y le mande una foto de la parrilla y dijo voy para allá, y a la hora estuvo en este lugar compartiendo la mesa como uno más. Para mí es una persona muy humilde, muy carismática que nada tiene que ver con lo que por ahí se ve. De todos los clientes que tenemos él es el más agradecido, nunca dijo le falto esto o aquellos, nada. Hay gestos destacables en Maradona, nos invitó a su fiesta de cumpleaños y festejo con una torta hecha por mí esposa y se quedó hasta las una de la mañana en mi casa para saludarme por el mío, gestos de una persona muy humilde. Una vez se apareció con todo el equipo de Dorados a comer por mi hogar y pudimos conocer al Maradona íntimo, al que extraña su nieto, al que se siente en familia  aun comiendo en una mesa de plástico, la verdad que a mí me sorprendió gratamente la calidez humana de esta persona

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

INFORMACIÓN GENERAL
Ay, 2019

Comentarios