El ilícito habría ocurrido días atrás en una obra de construcción, los efectivos de investigaciones los hallaron y los devolvieron a su dueño.

Abocados a recuperar elementos sustraídos en la ciudad y esclarecer distintos ilícitos, los agentes mediante sus averiguaciones realizadas pudieron establecer donde intentaban vender bienes sustraídos de una obra de construcción. Se dirigieron al lugar.

 

Es así que recorrían la calle Maturin y zonas aledañas, donde dos sujetos abdaban ofertando dichos bienes. A la altura 700 aproximadamente de la calle mencionada vieron que abandonaron varios artefactos. Al verificar dieron cuenta que se trataba de una soldadora Dowen Paggio, una amoladora grande marca Matau, y una máscara. Estos bienes eran compatibles con lo buscado por los agentes.

 

En denunciante fue citado a la dependencia policial, allí reconoció los bienes como de su propiedad, por ello luego de las actuaciones con intervención de la Fiscalía interviniente, lo recuperado fue entregado a su dueño.

Compartir

Comentarios