El presidente del Club Sportivo Español, detenido por la policía en el partido de futbol por el final del torneo de la AFOCH entre Unión Progresista y Sportivo Español el pasado domingo denunció abuso de autoridad por parte del personal policial a cargo del operativo de seguridad.

Santiago Mendieta, presidente de Sportivo Español esgrimió: “Se produce un pequeño inconveniente, una discusión entre dos muchachos de nuestra parcialidad en nuestra tribuna. Yo como presidente del Club me baje hasta donde estaban los chicos y acompañe para que uno salga de las instalaciones del club, para que no haya problemas ni disturbios ni nada de eso. Lo acompañó hasta “la cortada” y salió se fue. Todo fue una discusión menor, hicimos lo que hicimos para que no se caldén los ánimos y las cosas pasen a mayores. Cuando regreso a las instalaciones de club, la policía estaba tratando de identificar al otro muchacho, supuestamente por orden del encargado del operativo, el chico tenía que retirarse  de la cancha. Este joven decide irse, yo lo acompaño hasta el portón y ahí se empezó a enrarecer la situación. Al chico lo ponen contra la pared y lo esposan, yo les pedía que por favor que no hagan eso. Los tres o cuatro videos que están circulando muestran claramente cuál es mi actuación, donde yo les pedía por favor que pararan ese procedimiento, hicieron caso omiso, me pusieron contra la pared, me esposaron y me llevaron detenido.

SUPUESTO ABUSO DE AUTORIDAD

El presidente concluyo diciendo: “En resumida cuenta lo que ha pasado es un abuso de autoridad infernal. Por supuesto, voy a iniciar las acciones que correspondan porque me parece que es lo que amerita la situación. Me han hecho pasar un mal momento, innecesario, indignante te diría y aparentemente por orden del encargado del operativo, que te digo con toda claridad era el oficial Gay el quien estaba al frente que es un payaso vestido de policía, esta es la verdad, porque hacer esto y abalar con un informe donde dice claramente que estuve generando disturbios y en los videos claramente se muestra que lo que estoy tratando de hacer es que no se genere ningún tipo de inconveniente. Realmente fue una situación muy incómoda, estoy indignado. Y los más preocupantes saben qué es, porque de ultima yo tengo con qué defenderme y no me voy a callar, el tema es para el pobre tipo que anda en la calle, si estos candidatos se atreven a hacer lo que hicieron a plena luz del día, con una persona medianamente conocida y capaz  de defenderse, imagínense el tipo que lo agarran en la calle, lo agarran lo esposan le pegan unos chirlos y lo meten en cana, es una locura, es una vergüenza. Esto se transmití al gobernador es una preocupación muy grande porque nos están cuidando unos bandidos, esto es directamente una vergüenza”.

Compartir

Comentarios