La jornada de este sábado genero más preocupación en los vecinos y en las autoridades municipales, ya que se registraron un total de 130 milímetros, y con esto nuevamente varias calles y familias quedaron bajo agua.

En la noche y madrugada de este sábado se cumplió lo que adelantaba el Servicio Meteorológico Nacional, y nuevamente la lluvia cayó sin piedad, registrando un total de 130 milímetros, que se suman a los más de 160 caídos hace pocas hornas nada más. La situación en esta localidad es complicada ya que hay abundante agua en el centro, y en los barrios de la ciudad. Desde el municipio se está trabajando en pos de brindar asistencia a los mas damnificados por esta inundación, y en caso de ser  necesario también se procede a la evacuación del vecino. 

Compartir

Comentarios