Martes 3 de Agosto de 2021

POLICIALES

17 de junio de 2021

Caso Maira Benítez: nuevo informe de laboratorio saca a la luz los errores en la identificación de los huesos

Locales - En abril, NORTE revelaba que los restos óseos hallados en un campo, y que la justicia chaqueña adjudicó a la joven asesinada en Villa Ángela por Rodrigo Silva, eran de un hombre. La información exclusiva que causó gran impacto fue reforzada por el laboratorio de genética que funciona en Córdoba.

La fiscal de investigaciones de Villa Ángela Gisela Oñuk cuenta con un segundo peritaje que se realizó a los huesos que fueron levantados en agosto de 2019 en un campo cercano a Villa Ángela, luego de un cotejo de la pieza dentaria adosada al cráneo con la ficha odontológica de Maira Benítez (18) que fue solicitada en el Centro de Salud donde acudía la joven. El dato genético aportado a la fiscal estuvo a cargo del forense Raúl Alejandro Aguirre, quien comparó los registros de odontograma y las historias clínicas pertenecientes a Maira. Con esa pericia, el experto aseguraba una exactitud del 99 por ciento. Para la Justicia chaqueña se cerraba un largo camino de investigación, porque antes de que un peón rural hallara los huesos, en mayo de 2019 ya había un condenado: Rodrigo Silva fue encontrado culpable de homicidio simple y recibió una sentencia de 21 años de cárcel. El juicio sin precedente en el Chaco, porque se logró una condena, aunque no fue localizado el cuerpo de Maira. NORTE hace dos meses reveló el informe del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), al que recurrió la querella. “Se concluye, en base a resultados obtenidos, que las muestras óseas pertenecen a un individuo masculino y excluyen a su vez con el vínculo biológico investigado”, informó la coordinadora de Identificación Mercedes Salado Puerto. El EAAF dispuso una segunda pericia en el Laboratorio Genética que tiene sede en Córdoba. Hace unos días llegó a la fiscalía de Oñuk, el cual ratifica que los restos corresponden a un hombre. Entre las precisiones, el segundo informe que ya fue notificado a Antonia Morán, mamá de Maira, dice: “Los elementos óseos analizados pertenecen a un individuo entre 163,77 centímetros a 171,77”. Además, el Equipo Forense agrega: “La causa de la muerte es osteológicamente indeterminada”. Otro detalle: “ Los restos óseos presentan signos de exposición al medio ambiente por depositación superficial o inhumación a escasa profundidad”. De esta manera, la querella logra reunir certeza científica de que finalmente los huesos no son de la joven asesinada el 17 de diciembre de 2016. “Con base en los resultados obtenidos de la integración de la información preliminar, los estudios antropológico- forenses y genético- forenses, se concluye que los restos codificados como expediente 3223/19 restos óseos N/N- Villa Ángela, no corresponden con Maira Benítez”.

COMPARTIR:

Comentarios