Miércoles 24 de Febrero de 2021

30.6°

VILLA ANGELA

CAMPO

11 de diciembre de 2018

AGROECOLOGÍA

Cada vez se la nombra más en los medios y se toman sus conceptos para incorporarlos en los distintos paquetes tecnológicos que se utilizan en la producción primara, pero no es tan claro el conocimiento que tiene la ciudadanía y los productores sobre la misma.

En el ámbito del INTA se dice que la agroecología (AE) es un concepto dinámico y en construcción, ya que debido a la amplitud de su campo de acción, existen numerosos matices en su conformación conceptual y por lo tanto, en su materialización operativa.

De acuerdo a Gliessman (2002), la Agroecología trata de “la aplicación de conceptos y principios ecológicos para el diseño y manejo de agro-ecosistemas sostenibles”.

En el mismo sentido Altieri y Nicholls (2000) afirman que “La disciplina científica que enfoca el estudio de la agricultura desde una perspectiva ecológica se denomina «Agroecología» y se define como un marco teórico cuyo fin es analizar los procesos agrícolas de manera más amplia.

El enfoque agroecológico considera a los ecosistemas agrícolas como las unidades fundamentales de estudio”.

Reconocida por la literatura científica en los años 30 del siglo pasado, surge en el continente americano en los ´70 como expresión de una nueva manera de hacer agricultura, asociada con la sustentabilidad de los sistemas y sus impactos ambientales y en la salud humana.

En los ´80, aparece ligada a movimientos sociales y campesinos en Centroamérica hasta llegar, no sin controversias y con debates en plena vigencia, a ocupar un lugar destacado en la agenda institucional de los organismos de ciencia y tecnología.

La institucionalización alcanza a organismos como el Instituto Nacional de Investigación Agronómica de Francia (INRA), la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (EMBRAPA) de Brasil y el INTA en Argentina con el Programa Nacional Recursos Naturales, Gestión Ambiental y Ecorregiones (PNNAT) del INTA.

 

Buscar Respuestas

Si bién los movimientos ligados a la "agroecología", por lo general desechan el modelo productivo basado en el uso de agroquímicos y fertilizantes no orgánicos tiene conceptos y prácticas interesantes que podrían adaptarse e interrelacionarse con los otros sistemas de producción o paquetes tecnológicos, ya sea para la pequeña o gran escala.

Se debe tener en cuenta que toda intervención del hombre sobre la tierra, sin importar el nombre o la etiqueta que se le asigne, tiene resultados y positivos, y además la dinámica de la biota de su explotación le plantea desafíos constantes en su proceso de adaptación frente a esa intervención. Es decir que estamos frente a un constante desafío, encontrar nuevos paradigmas en la relación producción/medio ambiente, es un proceso en constante movimiento y puede ser de utilidad para el productor y los profesionales de las ciencias agronómicas, nutrirse de distintas fuentes al momento de buscar las respuestas a las reacciones que plantea la naturaleza ante la incesante necesidad de lograr más y mejor producción de alimentos por parte del hombre.

 

(Nota publicada en la Página 02 de la Edición de Octubre 2018 de la Revista Agropecuaria Nuevo Siglo)

 

 

COMPARTIR:

Comentarios