LOCALES

12 de octubre de 2018

EL COLEGIO DE ABOGADO DE LA III CIRCUNSCRIPCIÓN EXPUSO SU POSTURA ANTE LOS PAROS DE EMPLEADOS JUDICIALES


En la jornada de este jueves, los integrantes del Colegio de Abogados de la III Circunscripción, han elaborado un documento donde se insta a las partes en conflicto a deponer actitudes extremas, a reanudar la prestación de tareas en debida forma y a buscar canales de diálogo adecuado que eviten trasladar las consecuencias de un reclamo sectorial al resto de la sociedad, de la que forman parte los abogados de la profesión libre.

A continuación, transcribimos textual el documento: Ante la grave situación que genera los reiterados paros decretados por los diversos

gremios a los que se encuentra adherido -o no- el personal del Poder Judicial que

se suma a la huelga en forma sistemática, lo que ha puesto al servicio de Justicia

en un estado de virtual paralización, los abogados firmantes , integrantes del

Colegio de Abogados de la III Circunscripción Judicial , manifiestan:

1) Que no desconocen la legitimidad del reclamo de recomposición salarial que

motiva las medidas de fuerza adoptadas, dado el aumento de los índices

inflacionarios, sin perjuicio de que las mismas no pueden ser mensuradas

adecuadamente por desconocer los profesionales que suscriben la presente cuál es

el desfasaje real de los ingresos , lo que impide compararlo con los que perciben el

resto de los trabajadores de otras actividades en ésta Provincia del Chaco.

2) No obstante la justeza de la pretensión de un aumento en las remuneraciones, no

hay que olvidar que los sueldos se han visto mejorados por la participación en la

recaudación por Tasa de Justicia, la que se paga necesariamente al iniciar cada

trámite . Ésta imposición económica es abonada por los justiciables,

transformados en involuntarios aportantes al mejoramiento salarial y que, sin

embargo, luego ven ralentados los procesos por las demoras que genera la falta de

asistencia a los lugares de trabajo de los encargados de tramitarlos. Es decir, que se

cobra por el acceso a la Justicia pero luego el servicio no se brinda

adecuadamente. Y en la percepción de la Tasa de Justicia no hay lentitud alguna.

Es lo primero que se paga.

3) Que las medidas de fuerza que en forma reiterada se vienen adoptando se han

mostrado ineficientes para el logro de los objetivos buscados, lo cual hace

necesario pensar en otras vías de solución del conflicto para lo que parece

imprescindible el trabajo armónico y oportuno de los diversos Poderes del Estado,

pues es en la discusión del Presupuesto anual, de la que participan también los

integrantes del Poder Judicial, donde se deben prever los incrementos salariales.

4) Que la ciudadanía, y especialmente los justiciables, deben conocer las acciones

-diferentes a los paros- llevadas a cabo para evitar los conflictos gremiales, y ésta

información no ha tenido la publicidad necesaria.

Siendo el servicio de Justicia parte necesaria del sistema republicano, resulta de

imperiosa necesidad garantizarlo y en tiempo oportuno, lo que no está sucediendo

en las presentes circunstancias. Esa obligación recae sobre todos los miembros del

Poder Judicial, tanto Jueces como Empleados, que deben asumir con

responsabilidad las obligaciones que la propia Constitución Provincial les

imponen.

Por lo expuesto instan a las partes en conflicto a deponer actitudes extremas, a

reanudar la prestación de tareas en debida forma y a buscar canales de diálogo

adecuado que eviten trasladar las consecuencias de un reclamo sectorial al resto de

la sociedad, de la que forman parte los abogados de la profesión libre - sin

remuneración garantizada- y que tampoco logran hacer entender a sus clientes que

el Poder Judicial esté brindando servicio sólo dos o tres días a la semana.

Un Poder Judicial incapaz de asegurar la prestación del servicio de Justicia, no

puede llamarse ni "Judicial" ni "Poder".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios