Sábado 22 de Enero de 2022

ACTUALIDAD

30 de septiembre de 2021

#MINUTOSALUDABLE: DEJAR LAS HARINAS PARA BAJAR DE PESO ¿SÍ O NO?

Alguna vez hemos escuchado a alguna persona que para llegar al verano, inicio una dieta en donde dejo de consumir harinas. Antes de caer en un cambio radical y restringirnos de manera completa a la solución "milagrosa" tenemos que saber que pasa en nuestro cuerpo, para ello, la licenciada Maura Kulinka Charló con La21Radio

La harina se consigue por la molienda fina de cereales siendo el más común, el trigo, pero también del arroz, maíz, centeno, cebada y de algunas legumbres. 
¿Qué nos aporta? Energía, en forma de glucosa, al igual que los granos enteros y otros grupos de alimentos fuentes de hidratos de carbono. 
En una dieta promedio, debemos aportar entre el 50 y 60 % de este macronutriente y es muy importante porque nuestro cerebro se alimenta exclusivamente de glucosa. También al consumirlo, nuestro cuerpo ahorra proteínas y estas son utilizadas para sus funciones específicas, siendo una de ellas, la formación de músculo. 
Entonces, si tiene buenas funciones, ¿por qué al dejar de consumirlo, sentimos que perdemos peso?
Cuando eliminamos por completo las fuentes principales de los hidratos de carbono, comenzamos a consumir las reservas del cuerpo y por cada 1 gramo de glucosa almacenada se reserva a la par 3 gramos de agua. 
Y acá esta la explicación de esa perdida rápida de 3 o 4 kilos al dejar de consumir harinas por semanas. Porque al sacar esa reserva que en promedio podemos tener entre 300 a 500 gr de glucosa, tenemos 800 a 1400 ml de agua que seria 800 a 1.500 gr. 

¿Cómo equilibrar nuestra dieta y comer más saludable? 
Conociendo que tipo de hidrato de carbono esta más presente en nuestra dieta y llevarlo a un consumo adecuado. 
Los hidratos de carbono simples son estructuras química pequeñas, monosacaridos, que nos proporcionan energía de manera rápida, como el azúcar, la miel, las gaseosas, los jugos, caramelos y también la fruta. Pero esta última tiene un secreto, que al contener fibra, su absorción es más lenta y nos aporta beneficios a nuestra digestión.  
Y por otro lado los hidratos de carbono complejos, son cadenas de monosacaridos, el cuál el sistema digestivo, tiene que romper o cortar para llegar a esa molécula de energía. Si a esto le sumamos que consumimos integrales, que son los que tienen fibra, la digestión es aún mas lenta, dándonos saciedad por más horas en el día y un aporte de energía más lento y prolongado. 

Entonces, ¿es bueno dejar de consumir hidratos de carbono, y en el ejemplo de hoy las harinas? No porque nos dan energía y tiene funciones importantes. 
¿Qué debemos hacer? Controlar las porciones, consumir de a poco más alimentos integrales o combinar de manera correcta con verduras, legumbres y frutas que son fuente de fibra. Y recordar que en exceso, la energía que no gastamos se reserva y que el déficit, nos lleva a cansancio, deshidratación y desgano. 

Invertir en comer saludable, no se basa en prohibidos, ni en exceso. Se logra aprendiendo de los alimentos y conociendo que nos gusta más. 



COMPARTIR:

Comentarios