Viernes 7 de Octubre de 2022

  • 20.3º

LOCALES

21 de agosto de 2021

UN DÍA DEL LADRILLERO, SIN MUCHO PARA FESTEJAR

Villa Ángela – Este 21 de agosto se recuerda el Día del ladrillero, pero sin embargo desde este sector se asegura que no hay mucho para festejar, ya que la venta a nivel provincial es casi nula, y lo poco que venden afuera de la provincia, lo hacen a un precio totalmente irrisorio y los que ofician de mediador es quien se queda con la mayor ganancia y no el que produce el ladrillo.

Luis Silva, ladrillero y referente del sector comento: “en primer término quiero saludar a todos los compañeros ladrilleros de la ciudad de Villa Angela y de toda la provincia. Siempre hubo algo de mercado para este sector, hoy estamos produciendo mayormente para otras provincias. En este caso tenemos ladrillos en palets para ir a la provincia de Buenos Aires”, expreso el referente del sector, al tiempo que agrego: “a nivel local y provincial el mercado está muy difícil. Lamentablemente el estado provincial no está realizando obras de relevancia, no construye escuelas, viviendas ni hospitales. Por otro lado algunos privados de la ciudad están construyendo con ladrillos de cemento o de otros materiales y no con el ladrillo tradicional local. Esto está perjudicando a la economía de Villa Angela por el hecho de que el dinero no queda en la ciudad.

El gran problema con el que se encuentra hoy el ladrillero, es con aquellos que ofician de intermediario entre el productor y el vendedor, y sobre esto Silva, fue contundente: “lamentablemente el ladrillero es la persona que menos gana. El ladrillero y el cortador son las personas más vulnerables de la actividad. Acá el que gana hoy plata con el tema del ladrillo es el intermediario. Estos empresarios se aprovechan de la necesidad de vender del ladrillero, levantan el ladrillo a seis mil pesos y ellos lo venden,  ahora por ejemplo en Buenos Aires en  veinticinco, o treinta mil pesos, mientras que el ladrillero queda con las migajas

Ganancias para el ladrillero y el cortador

Para finalizar el referente sentenció: “ Un cortador está ganando entre 800 y 1000 pesos por día dependiendo de su desempeño. El corte de mil ladrillos tiene un costo de mil pesos para él. Esto no alcanza para sustentar una familia, lamentablemente. La gente que está en esta actividad lleva su casa solo para comer al medio día y estirar hasta la noche. Si es una familia grande con 1500 pesos diarios no alcanza. El changarin está todo el día pendiente de que salga algún trabajo para poder hacer una moneda y sustentar al hogar. Hoy en el mercado una manzana vale 80 pesos, y ni hablar de la carne, un kilo de puchero esta más de 300 pesos. El trabajo del ladrillero es muy injusto porque sale muy caro para elaborar pero al vender no hay rentabilidad, pero a su vez es el único ingreso que tienen muchos de los que se desempeñan es esta actividad

 

COMPARTIR:

Comentarios