Martes 15 de Junio de 2021

ACTUALIDAD

29 de mayo de 2021

#MINUTOSALUDABLE: DIETAS RESTRICTIVAS Y EFECTO REBOTE

Locales - Siempre que iniciamos una dieta para llegar al verano y eliminar esos kilos de más, empezamos con entusiasmo. Muchas veces caemos en las dietas restrictivas o express que nos prometen bajar 5 kilos en 7 dias y arrancamos con la dieta. Pero algo tipico y muy temido es el después de la dieta: "el Efecto Rebote" que es muy común cuando nos sometemos a regímenes muy bajos en calorías.

Lo que ocurre cuando consumimos muy pocas calorías, por ejemplo 800 o 1000 calorías es que al inicio nuestro cuerpo comienza a bajar de peso, pero pasado un tiempo, el cuerpo se adapta a estas calorías que comemos y el metabolismo entra en "modo ahorro", es decir, gasta menos energía y prioriza tareas básicas como el funcionamiento de los órganos,  haciendo que nuestro metabolismo basal sea menor.

Mientras seguimos a dieta, vamos a perder grasa, se vacian las células, adipocitos, que contienen la grasa dentro, pero estas células no se eliminan, sino que quedan disponibles para volver a llenarse si el organismo vuelve a consumir más calorías y guardar en esta reserva.

Entonces cuando nuestras reservas de grasa estan bajas, la Leptina una hormona que regula el apetito, encargada de dar la señal de saciedad, realiza una lectura de la reserva de grasa actual y al detectar que estan bajas, manda al cerebro el mensaje de que debemos comer. Y ahi se presenta los momentos que llamamos como "ansiedad" en una dieta. Porque en realidad no es ansiedad, es hambre, el cuerpo no puede seguir con una dieta de tan bajas calorías, entonces envia ese mensaje al cerebro para activar las señales de hambre.

Bien, ¿Qué pasa cuando llegamos a la meta o cuando nos cansamos de solo comer algunos alimentos y tener una lista larga de prohibidos? Volvemos a nuestra dieta habitual y ahi es donde si no aprendimos a comer, es cuando pasa el efecto rebote.

Y no es solamente porque volvemos a comer como antes, sino porque nuestro cuerpo bajo el metabolismo, estabamos en modo ahorro, ósea, gastamos menos energía, porque debiamos subsistir con menos alimentos y eso hace que al consumir lo habitual, esta energía la reservemos y lo depositamos en las células vacias de grasa.

Por estos motivos, siempre recomiendo iniciar cambios de hábitos,  no restricciones al límite, modificamos nuestro cuerpo, lo llevamos a hacer malabares para poder seguir funcionando bien, bajando nuestro metabolismo, perdiendo masa muscular y luego cuesta recuperar ese equilibrio. 

Hagamos dietas sin pasar hambre, comiendo de manera saludable, combinándolo con el ejercicio, debemos ser inteligentes y atacar a esos kilos que nos molestan con estrategias siendo pacientes y perseverantes, para sumar más salud y cuidarnos.

Licenciada Maura Kulinka

COMPARTIR:

Comentarios