Tras tomarse unas largas vacaciones no remuneradas, la influencer decidió alejarse de las redes sociales para retomar sus tareas. Mirá los posteos.

La policía más linda de 

Alemania

que fue furor en

Instagram

 mientras se tomaba una larga licencia no remunerada, aseguró que volverá a la actividad policial.

 

Adrienne Kileszar de 34 años logró más de medio millón de seguidores en la red social

Instagram

 mientras se tomaba fotos en unas largas vacaciones no remuneradas. 

 

Las autoridades del establecimiento en el que trabajo se comunicaron con la mujer y le advirtieron que si no volvía al trabajo, sería expulsada de la fuerza.

Tras la amenaza, la alemana decidió volver a sus tareas y manifestó: "Voy a volver a patrullar, me pongo nuevamente el uniforme. Me alegra tomar esta decisión".

Compartir

Comentarios