Domingo 5 de Diciembre de 2021

ACTUALIDAD

21 de octubre de 2021

#MINUTOSALUDABLE: EL CUIDADO DE LOS ALIMENTOS

El 16 de Octubre fue el día de la alimentación y observamos, junto a la Licenciada Maura Kulinka, que sucede en el mundo con los alimentos. En el año 2018 desde la secretaria de Agroindustria se realizo un manual con el objetivo de reducir las pérdidas y desperdicios alimentarios, trabajando conjuntamente con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación, la Red de Banco de Alimentos y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. Allí se visualiza que a nivel mundial 842 millones de personas pasan hambre. Un 30% de los alimentos se pierden, es decir 1.300 millones de toneladas de alimentos, según un estudio de "Perdidas y desperdicios de alimnetos en el mundo" realizado en el 2011.

En America latina el 15 % de los alimentos disponibles se desperdician en 1 año. Hablando de calorias, 225 kcal por personas por día que lo tiramos, esto es igual a 1 Desayuno. 
A que quiero llegar con estos datos, a que empecemos a tener conciencia y iniciar un consumo más responsable, poner en prácticas estrategias para reducir ese desperdicio, desde la compra, el almacenamiento y el consumo. 

Debemos tener 2 conceptos claros:
Pérdida de alimentos: se refiere a los alimentos que no llegan a ser vendidos por la mala calidad, manejos inadecuado de los alimentos, derrames, altos niveles de "estética alimentaria" es decir el peso, color, textura de los alimentos. Esto se refleja en las primeras etapas de la cadena alimentaria, que seria la producción, almacenamiento, procesamiento, transporte y distribución.
Desperdicios de alimentos: abarca los últimos eslabones que seria desde la venta hasta el consumo en los hogares. Donde los alimentos son de buena calidad para consumir, pero son descartados por estar estropeados o perdida de la cadena de frío, entre otros casos. 
Estos problemas son un obstáculo para la seguridad alimentaria además del impacto ambiental para producir los alimentos, el desgaste de los suelos, el agua, la mano de obra, energia y dinero.
¿Por qué tener en cuenta todo esto?
Porque el compromiso es de todos los involucrados en la cadena Agroalimentaria, y por supuesto nosotros como consumidores finales tenemos un papel importante. 

En Argentina un Objetivo para el 2030 es la Valoración de los Alimentos "con menos perdidas y desperdicios de alimentos hacia un sistema agroalimentario sostenible" que se esta poniendo en marcha. Y desde mi lugar, compartir e informar que podemos aportar para que este objetivo se logre, desde el compromiso individual, es la finalidad de hoy. 

¿Cómo iniciar? 
1- Conocer y poner en práctica tips de consumo responsable para reducir los desperdicios. 
2- Llevar ese mensaje a nuestro alrededor. 

¿Qué hacer para no desperdiciar alimentos? 
° Planificar las comidas, si lo hacemos semana a semana mejor. Tener una idea de que vamos a comer, nos ayuda a tener todos los ingredientes y alimentos que necesitas para esa semana, que nos lleva al siguiente tarea.
° Organizar las compras, al tener la lista de alimentos para el menú semanal, estaremos más ordenados al ir al supermercado, comprar todo lo que realmente vamos a utilizar, sin dejar nada en el fondo de la heladera, que no fue utilizado. También mirar con atención las fechas de vencimiento y al llegar a casa ordenar lo que primero vence es lo que se consumirá enseguida, nos ahorramos el tener que tirar alimentos luego por sospecha de que estén en mal estado. 

°Aprovechar los alimentos. Todo lo que sobra, lo guardamos en envases herméticos, porque en la heladera se mantienen por 2-3 días y los podemos reutilizar. Por ejemplo: carnes cocidas, desmenuzarlas para algún sandwich o en una ensalada acompañada de arroz y legumbres. El pan ya esta viejo, podemos  cortarlo y secarlo al horno para molerlo y tener pan rallado, verduras ya cocidas, agregar condimentos, huevo y hacer tortillas, buñuelos, revuelto; o lenteja, arveja o garbanzo con un poco de ajo o queso crema, procesarlo y hacemos una rica mayones para acompañar una picada. 

Y para hacerlo completo vamos a dejar unas ideas para aprovechar todo los alimentos. 
Las hojas y tallos de remolacha, que son poco consumidos, se pueden usar al igual que la acelga,  cocinarlas con cebolla, morrón, zanahoria, condimentos y picar en juliana las hojas y tallos y nos sirve para una tortilla, relleno de tarta, revuelto para acompañar unos fideos, siendo ricas y nutritivas. 
Los tallos de acelga, que a veces lo tiramos podemos pasarlos por huevo, empanarlos con pan rallado, un poquito de polenta y semillas, llevarlos a horno por 15 minutos por lado y nos queda una versión nueva, rica, llena de fibra, vitaminas y minerales para acompañar nuestras comidas. 
Y otro alimento que solemos tener en casa es la banana, que ya no la usamos para consumo, podemos transformarlo en un nutritivo budín. 

Budín de Banana: 
Ingredientes: 70 cc de aceite, 200 gr azúcar, 3 huevos, ½ cdita de vainilla, 1 taza de pulpa de banana, 200 gr harina leudante, 40 gr de fécula de maíz, ½ cdita de bicarbonato, 1 pizca de sal, 3 cdas de leche 
Preparación: Batir los huevos con el azúcar hasta que esta obtener una consistencia cremosa, añadir de a poco el aceite; agregar la esencia de vainilla y la pulpa de banana. Incorporar los ingredientes secos alternando con la leche, unir y verter en molde y cocinar a  horno moderado por 40 minutos.
Si se desea se puede suplantar 100 gr de harina leudante por 100 gr de avena procesadora, para mejorar el aporte de fibra. 

Con estas ideas, desde casa iniciemos a reciclar y reutilizar los alimentos, aprovechemos al máximo sus nutrientes y sumemos individualmente un granito de arena, para el cambio que necesitamos, cuidando nuestro cuerpo y los recursos de producción alimentaria.

COMPARTIR:

Comentarios