Miércoles 4 de Agosto de 2021

ACTUALIDAD

12 de julio de 2021

#MINUTOSALUDABLE: ALIMENTOS LIGHT Y DIETÉTICOS ¿SON LO MISMO? ¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN?

Villa Ángela – Como cada jueves, nos visito la Licenciada en Nutrición Maura Kulinka, en Estación 21, para hablar sobre los alimentos Light y Dietéticos, para ver si eran lo mismo o si había cierta diferencia. Sobre esto fue su columna, y aquí te compartimos un resumen de eso.

Siempre que nos toca hacer las compras, en las góndolas nos encontramos con una variedad de productos tradicionales,  dietéticos, light, reducidos en, que si queremos mantener una alimentación saludable, a veces nos mareamos con la ola de productos verdes que asumimos que son los ideales para bajar de peso, que terminamos en una encrucijada y no sabemos que comprar.

 

Para ello, vamos a ver que características de estos 2 tipos de alimentos.

Según el Código Alimentario Argentino un alimento dietético son los alimentos envasados que se diferencian en su composición de la versión común por un cambio, siendo que se sustrae, sustituye o adiciona ciertos nutrientes. ¿Para qué sirve esto? Para satisfacer necesidades particulares en la nutrición y alimentación de la población general y en casos patológicos.

 

¿A qué productos me refiero? A leches infantiles, alimentos fortificados con calcio, con hierro, con vitaminas, alimentos ricos en fibra, lácteos deslactosados, o con probioticos, etc.

Y los productos especiales para personas con patologías como los alimentos para diabéticos, que se modifica el tipo de hidrato de carbono, alimentos libre de gluten, alimentos bajos en sodio, etc.

 

Por otro lado los alimentos Light, son productos en que deben tener como mínimo una reducción del 25 % de calorías, hidratos de carbono, sodio, azúcar o grasas.

Este tipo de producto se conoce como liviano, bajo en, reducido en en comparación de la versión tradicional.

Pero que este producto sea reducido en cierto nutriente no quiere decir que sea reducido en Calorías. ¿Por qué? Muchas veces se puede reducir un porcentaje de grasa, pero para no perder el sabor, textura o cremosidad del alimento se adiciona, por ejemplo en los quesos más almidones, que entra dentro del grupo de hidratos de carbono y al final el valor calorico, no es tan marcado que el producto común. 

 

Teniendo en cuenta esto, debemos tomarnos unos segundos más y leer las etiquetas de los alimentos,  lo que siempre vemos como una tabla en la parte de atrás del producto y comparar entre la versión original y la versión light. Y analizar que estamos buscando para nuestra alimentación.  Si debemos hacer una restricción de grasa, porque así nos indico el doctor o la nutricionista, ver en la tabla. Si la meta es bajar las calorías, ver cual versión tiene menos calorías y nos ayudará en nuestro objetivo.

También tener en cuenta a la hora de analizar el etiquetado prestar atención en las porciones, si son los mismo gramos, que pueden diferir y eso nos va a dar una comparación errada. Para solucionarlo y no marearnos entre tantos números, comparar las calorías de 100 gramos.

¿Y qué pasa con las versiones por ejemplo de mermeladas sin azúcar y light?

Los productos sin azúcar en general son sin azúcar agregada, es decir tiene azúcar pero menos que una mermelada común y la versión light suelen sustituir el azúcar por edulcorantes y ahí dependiendo de los gustos de cada persona va a realizarse la elección de que producto comprar, porque de nada nos sirve comprar algo light si va a quedar en la heladera y no lo consumimos.

Lo mismo sucede con los alimentos bajo en sal, uno si mira en detalle en los paquetes dice Sin Sal agregada, que suele estar en letra más chiquita.

Conocer estas diferencias, educar en nutrición, nos ayuda a analizar y poder elegir de manera inteligente desde la compra, llevando alimentos saludables y no caer en modas, sino sabiendo que son productos que nos nutren.

 

Licenciada Maura Kulinka

COMPARTIR:

Comentarios