Martes 11 de Mayo de 2021

PODER LEGISLATIVO

25 de marzo de 2021

CARDOZO PARTICIPÓ DE UNA JORNADA REALIZADA EN EL MARCO DEL DÍA INTERNACIONAL DEL NIÑO Y NIÑA POR NACER

Con el objeto de invitar a la reflexión sobre el importante papel que representa la mujer embarazada en el destino de la humanidad, y el valor de la vida humana que porta en su seno, la diputada Débora Cardo y su par Alejandro Aradas presentaron un proyecto de Resolución, para declarar de interés provincial y legislativo el Día internacional del niño y niña por nacer que se conmemora cada 25 de marzo.

En este marco, la legisladora radical, Débora Cardozo, participó de una jornada llevada a cabo en el PIM Perrando donde se realizó un acto en conmemoración del día.   En los fundamentos de la propuesta legislativa expresan que “La Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, proclamó que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana, ratificando así la afirmación contenida en la Carta de las Naciones Unidas acerca de la fe de los pueblos en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de todo el género humano”.    Además, los autores indican que “como una política de concreción efectiva de la protección universal de los derechos humanos, para todos los hombres y para todas las naciones, la comunidad internacional ha destacado al niño como un sujeto digno de una especial consideración, particularmente en la Declaración de los Derechos de Ginebra de 1924 sobre los Derechos del Niño, en la Declaración de los Derechos del Niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1959 y en la Convención sobre los Derechos del Niño aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989”.    “Tal como se afirma en el Preámbulo de la Convención sobre los Derechos del Niño: el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento. Que especialmente en su etapa prenatal, el niño es un ser de extrema fragilidad e indefensión, salvo la natural protección brindada por su madre. Que el niño, tanto antes como después del nacimiento. "para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, debe crecer en el seno de la familia, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión", como lo señala la Convención sobre los Derechos del Niño, lo que incluye un especial cuidado de su salud tanto psíquica como física” describe la iniciativa.   Así también, indican “que la vida, el mayor de los dones, tiene un valor inviolable y una dignidad irrepetible, que el derecho a la vida no es una cuestión de ideología, ni de religión, sino una emanación de la naturaleza humana, que la calidad de persona, como ente susceptible de adquirir derechos y contraer obligaciones, deviene de una prescripción constitucional y para nuestra Constitución y la Legislación Civil y Penal, la vida comienza en el momento de producirse la concepción y que se considera apropiado y necesario dedicar un día al niño por nacer, con el objeto de invitar a la reflexión sobre el importante papel que representa la mujer embarazada en el destino de la humanidad, y el valor de la vida humana que porta en su seno” destacan Aradas y Cardozo.

COMPARTIR:

Comentarios