Miércoles 2 de Diciembre de 2020

25.4°

VILLA ANGELA

ACTUALIDAD

12 de noviembre de 2020

"La ley de asociación viene a romper con 100 años de discriminación de los trabajadores de las fuerzas de seguridad"

El jefe de la bancada oficialista estimó que el trámite parlamentario será "rápido" y contará con el respaldo de la oposición". "No creo que la bancada opositora sea antiderechos", consideró y aclaró que el proyecto limita la protesta y prohíbe las manifestaciones de los trabajadores con uniformes y armas reglamentarias.

El presidente del bloque del Frente Chaqueño en la Legislatura provincial, Juan Manuel Pedrini, valoró la decisión política del gobernador Jorge Capitanich de impulsar la asociación de los agentes de las fuerzas de seguridad, en un proyecto de ley que consideró será uno de los más importantes del año "por la trascendencia que conlleva: viene a romper con 100 años de discriminación hacia los trabajadores policiales y del Servicio Penitenciario". 

El jefe de la bancada oficialista  destacó que la iniciativa  respeta el Pacto de Derechos Humanos de San José de Costa Rica, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Constitución Nacional y la Constitución Provincial, que reconoce el derecho de asociación de los trabajadores. "Los únicos trabajadores que no hacían efectivo este derecho eran los de las fuerzas provinciales", destacó el legislador en declaraciones a Radio Provincia. 

Debate añejo

Pedrini recordó que esta discusión se dio hace más de 40 años en Europa y los Estados Unidos que, desde la década del 60 y 70, tienen sus sindicatos de trabajadores de las instituciones policiales. En contraste, remarcó que "en la Argentina hay un fallo de la Corte Suprema de Justicia del 2017 que prohíbe la sindicalización policial, una decisión tomada con una mayoría muy estricta (3 a 2), ya que Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti votaron a favor". 

En el caso del Chaco, la ley impulsada por el Poder Ejecutivo "promueve el reconocimiento a la conformación de una asociación conformada por integrantes de las fuerzas, que se inscribirá en Personas Jurídicas y quedará sujeta al contralor de esa dirección". "Esto no es sindicalización, ya que ésta es una especie más del derecho de asociación en el que no interviene el derecho provincial sino el nacional y la inscripción se hace ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, en el Registro de Asociaciones Profesionales", aclaró. 

En caso de ser aprobado el proyecto, la asociación que conforme el personal de las fuerzas policiales elegirá sus delegados, que serán los encargados de discutir salarios y condiciones de trabajo, dos veces al año, con los representantes del Estado provincial. "Hasta ahora, esta negociación estaba a cargo de los jefes de las fuerzas, por lo tanto, la ley implica una avance muy importante", reflexionó. 

 

Paso adelante

Entre los argumentos que hicieron madurar la decisión de avanzar hacia la asociación del personal de la policía y el servicio penitenciario, Pedrini consideró que la ley podría coadyuvar a la resolución de situaciones altamente conflictivas como la protesta de los uniformados de diciembre de 2013 en el Chaco, o la que recientemente protagonizaron los efectivos de la Policía Bonaerense sitiando virtualmente la Residencia Presidencial de Olivos. "En cada uno de estos conflictos no hubo interlocutores válidos, porque se pone en crisis la autoridad de los jefes de las fuerzas", analizó el legislador.

En ese sentido, contó que en su experiencia como ministro de Gobierno encauzar las conversaciones con la policía era de una las tareas más complicadas. "La representación la ejerce la plana mayor y los retirados, con varias asociaciones que pretende ser los interlocutores; todo esto se hace de manera informal", detalló. 

A la vez, Pedrini consideró que "Capitanich forma parte de un proyecto político de ampliación de derechos y lo que se hace con esto es romper con 100 años de discriminación hacia los trabajadores policiales". El legislador enmarcó esta iniciativa en la acción de un Gobierno "que cuenta con la primera vicegobernadora de la historia del Chaco, un Gabinete joven y con mayoría de mujeres; que tiene como rumbo el reconocimiento de derechos y avances en cuestiones largamente postergadas en la provincia". 

Protestas limitadas

Una de las aristas esenciales del proyecto tiene que ver con el reconocimiento al derecho de protesta, que estará limitado a 15 minutos por días, con un tiempo máximo de 45 minutos a la semana. Fundamentalmente, las dudas radican en qué elementos tendrá el Estado para constatar que estas medidas no se extiendan en el tiempo. 

En la mayoría de los proyectos de sindicalización que hay en la legislación comparada de España, Estados Unidos e Inglaterra, por caso, directamente se prohíbe el derecho a la protesta. "Acá el gobernador lo limita mucho y ahora veremos cómo funciona en la realidad, pero hay que tener en cuenta que las protestas no podrán afectar el servicio y tampoco tendrán derecho a manifestarse con uniformes y armas", precisó.

Trámite parlamentario

En referencia al derrotero que deberá realizar este proyecto de ley en el Parlamento provincial, el jefe de la bancada oficialista, entendió que la iniciativa podría tener un tratamiento rápido y "contará el respaldo de la oposición". "No creo que la bancada opositora en el Chaco sea antiderechos: el fallo de la Corte citado anteriormente tiene ese carácter y la decisión del gobernador es romper ese paradigma; con esto encontró la salida a través de la Constitución Nacional cuando establece que las provincias pueden darse sus propias instituciones y legislar sobre las mismas", reflexionó. 

La ley no tiene parangón a nivel nacional. Hay algunas propuestas de sindicalización pero no de asociación en los términos planteados en el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo. 

FUENTE: FOCO

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios