Martes 14 de Julio de 2020

Hoy es Martes 14 de Julio de 2020 y son las 13:17 Ahora tambien encontranos en INSTAGRAM

  • 14.3º
  • Soleado

LOCALES

23 de junio de 2020

“LA DISCAPACIDAD NO CONTAGIA, NO ES UN CASTIGO DIVINO, NI UN PREMIO, NI UNA MALDICIÓN”

Renatta por Berenice Deppeler

VILLA ÁNGELA – Luego de que se conociera la agresión que recibiera Verónica, integrante de la agrupación Trisomía 21, desde ese lugar emitieron un comunicado apoyando a esta mamá, y dejando un fuerte mensaje a toda la comunidad, de conciencia y repudiando este hecho de discriminación.

La nota textual, dice lo siguiente: Buenas tardes queridas familias, queremos expresar nuestro profundo dolor ante la situación vivida en el día de ayer por una mamá que siempre nos acompaña. Como asociación repudiamos fervientemente todo hecho de discriminación y siempre bregamos por una sociedad inclusiva, igualitaria, y equitativa para todos.

 

Nuestro trabajo desde Trisomía 21 es acompañar, informar acerca de la discapacidad, brindar contención emocional y apoyo legal, y contribuir desde nuestro lugar para que esta sociedad, en la que algún día nuestros hijos deberán desenvolverse por sí mismos, evolucione, incluya y sea ejemplo ante las demás.

 

La discapacidad no contagia, no es un castigo divino, ni un premio, ni una maldición. Tener una discapacidad es tener una condición de vida, lo que quiere decir que de por vida deberemos vivir con ella y para eso es necesario aprender a vivir con ella, no solo la familia y el entorno directo de la persona con discapacidad, sino la misma sociedad en la que la persona con discapacidad se desenvuelve; pues no vive en una burbuja, sino que se debe poder relacionar con cualquier vecino, conciudadano, empleador, educador, comerciante, etc. Es por ello que la concientización social masiva es de suma importancia, y ese es nuestro compromiso inmediato, para terminar con los cucos que tanto daño hacen cuando caen en alguien ignorante, prejuicioso y malintencionado.

 

Ya estamos en el siglo XXI, sería tristísimo que esta clase de situaciones se sigan repitiendo. Como ciudadanos tenemos el compromiso social de trabajar mancomunados junto a las demás asociaciones y a las entidades afines para lograr una sociedad plenamente inclusiva, íntegra, tolerante, donde la convivencia sea totalmente sana y fructífera para todos. Cuando la sociedad esté lista para todos sus integrantes, la discapacidad ya no va a ser una barrera, sino meramente una característica personal, que simplemente diferencie a un conciudadano de otro. Hagámoslo juntos, esta ciudad es de todos

COMPARTIR:

Comentarios