El Intendente de la Municipalidad de San Bernardo, Miguel Sotelo, junto a su esposa Mirna Najul y parte de su gabinete, participaron de una cena homenaje a los policías retirados que pasaron por la Comisaria del pueblo.

 

Fueron más de 300 personas que participaron de esta velada, que sirvió para confraternizar, reconocer y reencontrarse con viejos camaradas. “La verdad que agradezco la invitación de la gente de la Policía, que me dan la posibilidad de venir y compartir este tiempo con ellos. Sabemos que siempre tienen un rol importantísimo dentro de la comunidad y es lindo verlos en este momento compartir entre camaradas, sus familias y por supuesto rendirle un reconocimiento más que merecido para estas personas que muchas veces no tienen fines de semana, feriados o domingo con la familia, ya que tienen el compromiso de velar por la seguridad de cada vecino de nuestro pueblo”, aseguro el Intendente, quien hizo entrega de algunos reconocimientos a ex agentes de la policía local.

Compartir

Comentarios