En la siesta de este último día del año, una cuadrilla de empleados del área de Servicios Públicos de la Municipalidad, recorrieron los lugares más críticos del centro, donde se encontraron con una gran cantidad de basuras, lo alzaron y dejaron nuevamente los espacios verdes en optimas condiciones.

Personal del área de Servicios Públicos limpió esta siesta distintos sectores del Parque del Centenario, el Paseo Luis Landriscina, la Av. 25 de Mayo y el sector frente al Club Bailable (acceso norte) que estaba repleto de botellas de plástico y vidrio y papeles.

Es notorio el descuido en cuanto al ciudadano del medio ambiente y la limpieza  que debe tener cada vecino. No está demás remarcar que la limpieza de una ciudad depende del municipio, pero también del cuidado de los vecinos que pueden transportar sus desechos a los canastos de residuos ubicados en distintos sectores y no dejarlos en cualquier lugar, ocasionando taponamiento en alcantarillas o desagües los días donde se registran precipitaciones importantes.

Compartir

Comentarios