El Juzgado Correccional de Villa Ángela, a cargo de la doctora María Alejandra Kuray, declaró la rebeldía del dueño del Circo Mexicano Veracruz, Daniel Angel Pedro Yovanovich, en la causa que se le sigue por maltrato animal por lo que se ordenó su inmediata captura y detención. La medida fue dispuesta luego de que el Tribunal tuviera que suspender el juicio oral el 24 de noviembre a raíz de la "incomparecencia" del acusado.

La rebeldía y privación de libertad fue solicitada por la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (AFADA) que actúa como querellante en la causa luego de la extraña presentación de la defensora oficial que representa al circense en la que alegaba que “no se pudo comunicar con su defendido Yovanovich al número telefónico que este había dejado en el expediente para ser localizado” teniendo en cuenta la falta de domicilio fijo que tendría por la actividad que desarrolla.

  En el pedido, la ONG de abogados animalistas sostuvo que  la “justificación” invocada por la defensa de Yovanovich “no era oportuna ni razonable, ni constituía un grave y legitimo impedimento para omitir su comparendo al debate". Al contrario, los activistas recalcaron que "la actitud del acusado, demostraba claramente una acción tendiente a obstaculizar la investigación judicial y el desarrollo del juicio oral”.

EL ORIGEN DE LA CAUSA

Los hechos se remiten al mes de octubre del año 2015 cuando AFADA junto a la Dirección de Fauna y la Policía de la provincia de Chaco realizaron un megaoperativo contra el Circo Mexicano Veracruz, logrando la liberación y reubicación de nueve tigres de bengala en el “Complejo Ecológico Municipal” de Sáenz Peña, con la ayuda del Gobierno provincial que realizó los aportes necesarios para la manutención de los felinos incautados.

 

  Luego de la medida dispuesta por el Tribunal chaqueño, la ONG exhortó a la sociedad “a colaborar con la localización del acusado Daniel Pedro Yovanovich” y pidió que cualquier información que se tenga sobre su paradero se la informe al Juzgado Correccional de Villa Ángela a cargo de la doctora Kuray, en 9 de Julio 372, teléfono 03735-420217 de esa ciudad.

 

  Se trata de la primera vez en nuestro país, en la que un circense será enjuiciado por una causa de “maltrato animal” por lo que las expectativas son muy grandes, teniendo en cuenta lo que significaría para el movimiento animalista argentino el hecho de lograr una posible condena.

 

  El presidente de AFADA, Pablo Buompadre destacó “el deseo de la ONG de escuchar en debate las razones que tuvo el imputado para mantener por tantos años hacinados a esos tigres de bengala, explotándolos de todas las formas posibles”. Insistió que “queremos ver a Yovanovich condenado y preso, del mismo modo en que tuvo cautivas a sus víctimas no humanas durante tantos años. Estamos pidiendo a la justicia chaqueña que aplique todos los recursos que prevé la ley para lograr el comparendo y enjuiciamiento del acusado. Tenemos una deuda moral con estos animales y vamos a buscar una condena y la prisión efectiva para el responsable” sostuvo el letrado.

DIARIO NORTE 

Compartir

Comentarios