Martes 16 de Julio de 2024

Hoy es Martes 16 de Julio de 2024 y son las 03:21 - Contacto Directo con la producción de gentedepueblo.com 3735-455856

  • 20.3º

ACTUALIDAD

23 de junio de 2024

DEL ROBO DE CABLES Y PICAPORTES A LAS GRANDES FUNDIDORAS: UNA CADENA DELICTIVA QUE TIENE A LAS CHATARRERÍAS ILEGALES COMO PROTAGONISTAS

SANTA FE-El gobierno provincial avanza en controles sobre chatarrerías, locales de venta de autopartes y desarmaderos. Ya fueron incautados 400 toneladas de material desde el inicio de los operativos.

El gobierno provincial intensifica los controles sobre chatarrerías y desarmaderos. Hasta el momento, se han incautado 400 toneladas de material desde el inicio de los operativos.

 

El secretario de Gestión de Registros Provinciales, Matías Figueroa Escauriza, hizo referencia a los eslabones y el circuito ilegal de materiales no ferrosos, describió el funcionamiento y la estructura de esta problemática, y los esfuerzos que realiza la actual gestión para combatirla.

Al "robo hormiga" que alguien compra

"Hasta en los pueblitos más chiquitos de nuestra provincia existe el robo de cables, zonas rurales que padecen el robo de transformadores. Particularmente, en las grandes ciudades gana protagonismo el robo de medidores, de picaportes y de cableado de la vía pública", describió el funcionario.

Figueroa Escauriza advirtió que "este robo hormiga que estamos sufriendo, alguien lo compra". Y detalló: "Estamos controlando ese segundo eslabón, que son las grandes chatarrerías. Pero solamente los grandes desarmaderos, porque lo que nos encontramos con que hay emprendimientos dedicados a ese ilícito que están hasta en un garaje comprando gran cantidad de material y lo venden semanalmente".

San José del Rincón: detuvieron a un joven que vendía rollos de cables robados por redes sociales

En ese sentido, explicó que "ya no se necesitan grandes espacios, sino que hasta en lugares más chicos se pueden dedicar a la compra y venta de estos materiales."

"En los meses de febrero, marzo y abril, disminuyó el robo de cables y de metales, que son picaportes o medidores, en un 58,2%. Esto muestra obviamente que cuando hay control empieza a disminuir, porque los que compran se empiezan a cuidar o dejan de comprar. Y esto hace que la gente empieza a dejar de robar porque no tienen a quién vendérselo", definió el funcionario.

Centralización y Reducción de Materiales

En declaraciones a la emisora LT10, Figueroa Escauriza dio detales sobre los "eslabones" de la cadena delictiva: "Hay varios eslabones. Hay lugares que centralizan, como por ejemplo el que decomisamos de Venado Tuerto, que era un mayorista de intermedios".

"La mayoría de los negocios venden directamente en bolsa arpillera y lo venden por pesaje; y lo que ya estaba pasando es que lo empiezan a reducir. Por ejemplo: una placa de cementerio la ponen en una máquina que lo muele. Entonces, ahí se pierde la trazabilidad y la prueba de cuál era el origen de ese elemento. A eso lo venden por pesaje, parece un aserrín; un aserrín de bronce, de cobre. Entonces de esa manera lo venden ya reducido. Entonces es más fácil su comercialización porque se elimina la prueba de dónde proviene su origen".

Apresaron al mismo ladrón de cables del Puente Colgante, esta vez en la RN 168

Del otro lado, explico que "los menos sofisticados o los que no tienen esta herramienta para molerlo de manera masiva, lo venden en pesaje. Obviamente, ahí es más fácil identificar de dónde proviene".

Consultado sobre el destino final de los materiales, apuntó: "Grandes fundidoras y mucho para la construcción. Muchos de los metales que se usan, omitamos el bronce y el cobre, pero el hierro se usa mucho para la construcción. Entonces, las grandes fundidoras de nuestro país, que tienen la potestad de ser fundidoras, compran todo esto, lo reducen y obviamente lo venden en el mercado, principalmente, para la construcción."

"Hay dos grandes eslabones mayoristas, por así decirlo de alguna manera. Ahí sí intervenimos con el MPA. Porque la mayoría de este material sale de nuestra provincia, mucho va a la provincia de Buenos Aires y mucho va para el norte de Argentina. Eso supera la potestad nuestra de control, es tarea de inteligencia y lo estamos coordinando con el MPA, en conjunto con las diferentes circunscripciones, que son los que hacen la línea investigativa del transporte; es decir, de dónde va, de donde viene", añadió

"Nosotros lo que estamos intensificando ahora es el transporte dentro de las grandes urbes. Controles propios, en Rosario y Santa Fe, en conjunto con ambas municipalidades, controles internos de transporte de metales no ferrosos para ver dónde va, qué papel tiene para justificar su origen y dónde lo están llevando para también tener más datos para aportarlo a la fiscalía", profundizó Figueroa Escauriza

Inspecciones y resultados

Recordó que "cuando asumimos no se había realizado ninguna inspección en toda la provincia de Santa Fe, no había ningún registro, ninguna chatarrería inscripta". Informó que "ya hay 30 negocios que se vinieron a acercar e iniciaron el expediente de habilitación, que para nosotros es importante".

Una de las chatarrerías clausuradas en Santa Fe

Una de las chatarrerías clausuradas en Santa Fe

 

Precisó que "primero deben tener habilitación municipal, como requisito excluyente; segundo, habilitación provincial. Hay 30 comercios de toda la provincia que tienen su habilitación municipal pero que no tienen la provincial. Muchos empezaron a acercarse a nosotros para hacer los papeles y empezar a mostrar cuál es el requisito que establece la normativa provincial."

"Ahora estamos haciendo la inspección en conjunto con el MPA. Esto lo que hace es tener más efectividad; no es que inspeccionamos y después interviene la justicia, sino que lo hacemos todo junto", detalló.

Los números de los allanamientos

De los 35 allanamientos que se hicieron en 9 localidades de la provincia, hubo 35 clausuras, 20 millones de pesos y 10 mil dólares secuestrados, 5 armas, más de 5 aprehendidos y el decomiso de un desarmadero entero en la localidad de Venado Tuerto, de más de 300 toneladas que actualmente se está compactando.

También se desprenden otros datos, como el día de mayor robo de cables en la vía pública, que es el jueves, desde las 23 hasta las 2; y el robo de viviendas, medidores o picaportes, se da mayormente los domingo, también desde las 23 hasta las 2.

Además, del 100% del robo de materiales, ya sea de cables, picaportes o medidores de gas, el 72% son de cableado de la vía pública. Y en viviendas particulares, lo que se roba el 50% son medidores de gas, de luz y de agua.

FUENTE DIARIO UNO SANTA FE

COMPARTIR:

Comentarios