Vecinos habían manifestado que en la mañana de hoy un preso se escapo y que personal del Servicio Penitenciario, fue en busca de esta persona para atraparlo. Sn embargo la Dirección de Zona Interior, aclaro que se trato de una persona con problemas mentales que fue conducido al hospital porque presentaba un corte en su mano.

El personal del 911 en su recorrida vio a este joven que se encontraba durmiendo en la calle, y de su mano se veía que caía sangre producto de un aparente corte. Lo levantan y trasladan hasta el centro asistencial, donde al colocarlo sobre la camilla, reacción y sale corriendo, siendo alcanzado unos metros más adelante por los efectivos policiales.

Tras este hecho se dio conocimiento al Juez de Faltas Municipal, y posterior a esto fue entregado a su mama, quien explico el problema de su hijo y agradeció la preocupación de los uniformados.

 

Compartir

Comentarios