Domingo 5 de Diciembre de 2021

8 de agosto de 2017

MAYRA BENITEZ, OCHO MESES DE MÁS SOMBRAS QUE LUCES

A ocho meses de la desaparición de Mayra Benítez, la justicia no tiene pistas firmes sobre su paradero. Las respuestas de la justicia no logran terminar con la incertidumbre de la familia

Antonia Moran Leiva, madre de Mayra Benítez expresó “Cada día cada hora que pasa estoy más angustiada y desesperada, pero aun en este estado no pierdo la esperanza de saber algo de mi hija. Todos los días me imagino verla llegar, y sueño con encontrarla todas las noches, pero al despertar me encuentra la realidad”.

OSCURIDAD EN LA LUCHA

“Muchas veces estando a solas me pregunte por qué tanta oscuridad en nuestra lucha. Voy a hablar de los afiches con el pedido de aparición de Mayra. Una noche salimos la familia, los amigos y conocidos de Mayra a pegar carteles y cuando volvimos después de un tiempo  corto los afiches no estaban más, los arrancaron. Mi hija Vanesa con mi sobrina, pegaron afiches por la calle Presidente Perón y frente a la municipalidad, una media noche se encontró al padre de Silva arrancandolos. Esto me lleva a preguntarme qué hay detrás de esto. Nosotros queríamos hacer una campaña sobre la búsqueda a través de los afiches, pero todos estos sucesos extraños dan a entender que se quiere ocultar la verdad. Sumado a esto lo sucedido en Resistencia con las chicas de  “ni una menos” me da a mí que pensar en el por qué  no quieren que esto no se visibilice.

 OCHO MESES DE NADA

“Fui personalmente a hablar con la fiscal y ella me dio a conocer que algunas de las pruebas dieron negativo, otra vez para suerte de Silva. No me dejan muy satisfecha las respuestas de la justicia. También fui a plantear algo con lo que estuve en desacuerdo porque una de las prendas que se encontró en la casa de Cáceres, era una ropa íntima, que no me la trajeron para que yo la reconozca personalmente. La fiscal me mostro la prenda por una foto del celular que ella tenía y yo reconocí en esa imagen la prenda de mi hija. Muchas veces me trajeron cosas para reconocer y no eran de mi hija, pero esta prenda que me mostro a través del celular la doctora Oñuck si la reconocí, era de mi hija”.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios