El hecho se dio en la jornada de este lunes, donde unos menores, con gomeras comenzaron a arrojar piedras hacia el sector del Jardín de Infantes, 217 Carlos Gruneisen, en el sector K. En el momento que los chicos estaban formados comenzó a darse una lluvia de piedras, por lo que las docentes tuvieron que llevar adentro a los niños. Pero una de las piedras ocasiono la rotura del vidrio de uno automóvil que estaba frente a la institución.

Como cada jornada se terminaba ya la actividad escolar en el Jardín de Infantes, y los niños habían salido al exterior de la institución para poder bajar la bandera. Pero fue en ese momento cuando se comenzó a dar una lluvia de piedras sobre el jardín y el sector donde estaban los chicos. Rápidamente las docentes refugiaron a los niños dentro del SUM, y de esa manera no hubo que lamentar ningún herido.

Pero cuando estaban en el interior del Jardin, y continuaban la lluvia de piedras, escucharon como uno de los vidrios de un automóvil que estaba en el exterior, exploto a consecuencia de un piedrazo. Se solicitó la presencia policial, quien acudió de forma inmediata y tomo intervención en el caso, deteniendo a los pocos minutos a un menor con una gomera y varias piedras.

Se realizó la denuncia correspondiente y hay preocupación en los docentes y padres por esta situación que al parecer ya se ha convertido en algo habitual.

 

Compartir

Comentarios