De sancionarse como ley el proyecto presentado por la Presidenta del Poder Legislativo Élida Cuesta, se establecerá en la Provincia del Chaco que todos los establecimientos gastronómicos de expendio de comidas y bebidas deberán contar con los elementos necesarios para poner a disposición de sus clientes agua potable suficiente para el consumo personal, de forma gratuita, sin límite de consumo y sin que medie solicitud alguna. La iniciativa tuvo dictamen unánime de la Comisión de Desarrollo Humano y Salud.

La reunión se concretó el pasado martes y fue encabezada por el diputado Luis Obeid y conformada además por los legisladores Alejandro Aradas, Carmen Delgado, Andrea Charole, Hugo Sager y Claudia González. En ese ámbito el principal tema abordado fue este proyecto que enumera como establecimientos gastronómicos a restaurantes, cafés con servicio de mesa y mostrador, bares, pizzerías, lomiterías, confiterías y parrillas; siendo la presente enumeración de carácter enunciativa.

 

De ser sancionada la ley dicho, deberán colocar como mínimo, una jarra o envase similar provisto con agua potable por mesa. Además deberán  exhibir un cartel con la siguiente leyenda: "Señor cliente, en este comercio usted tiene derecho a que se le provea agua potable en forma suficiente y gratuita".

 

El servicio deberá ser brindado a través de dispensers, bebederos u otros medios que el propietario, administrador o quien explote el establecimiento crea conveniente, colocados estratégicamente para garantizar el acceso a este servicio a todo el público que haya ingresado. Se deberá garantizar un mínimo de dos bocas de expendio en aquellos establecimientos con capacidad de hasta 300 personas. Cuando la capacidad sea mayor se incorporará una boca más por cada 150 personas.

 

Compartir

Comentarios