El director del área de Bromatología, Federico Kleinsinger, explicó que se realizó la destrucción de mercadería en mal estado en la Planta GIRSU. Estos alimentos se secuestraron en varios operativos de inspección que se realizan rutinariamente desde la oficina de Bromatología de la Municipalidad. Los elementos secuestrados se ponen a disposición del Juzgado de Faltas para que determine el destino de la mercadería.

“Ayer hemos recibido una nota del juez de faltas autorizando la destrucción de la mercadería y es lo que se hizo en el día de la fecha. La mercadería es de varios comercios y todo lo incautado está asentado en actas, ya sea por problemas en la fecha de vencimiento, o porque está en mal estado, o se trata de mercadería clandestina como es el caso de los cerdos” explicó Kleinsinger.

Luego, agregó que la mercadería secuestrada corresponde a junio y julio, la que se tiene que mantener con frío, se coloca en un freezer y lo demás se guarda en un depósito hasta que el juez de faltas determine el destino de la misma. Las inspecciones se realizan rutinariamente, todos los días, en locales que se dediquen a la venta, manipulación, o fraccionamiento de materia alimenticia.

Por último, el director del área de Bromatología solicitó a la comunidad, ciudadanos o empleados de los comercios que realicen denuncias anónimas, ya que es responsabilidad de todos, propietarios, empleados y clientes realizar las denuncias de forma anónima, para facilitar la tarea de controles. Pueden acercarse a la Oficina de Bromatología del municipio para denunciar las irregularidades.

 

 

Compartir

Comentarios