El insólito hecho se dio el pasado sábado, cerca de las 19, en la Guardia del Hospital Salvador Mazza de la ciudad de Villa Ángela. Un pibe de 17 años, ingreso por un accidente de tránsito, y mientras esperaba que sus padres vinieran a buscarlo se robó insumos hospitalarios.

Vergonzosa actitud para este jovencito que había tenido un accidente en la esquina de 25 de mayo y Pasteur, hasta el lugar se acercó la ambulancia del hospital local quien traslado a este joven hasta la guardia del centro asistencial. Luego de ser examinado y constatar que no había heridas de consideración, esperaba que sus padres vinieran a retirarlos y fue en ese momento que comenzó a sacar bisturí, abocats, jeringas y demás insumos hospitalarios.

Al ser descubierto por el enfermero de guardia, sin sonrojarse le aseguro que eso era simplemente un “hurto” y que “no pasaba nada”. Ante esta situación el enfermero le pide que devuelva las cosas, algo que lo hizo y por pedido del papá, el enfermero no realizo la denuncia y le advirtió que la próxima no habría contemplaciones.

Compartir

Comentarios