La actividad bancaria estará paralizada en todo el país como consecuencia de una nueva medida de fuerza, en reclamo de una oferta salarial superadora por parte de las cámaras empresariales. En el Chaco, la modalidad será sin asistencia a los lugares de trabajo.

 

La oferta de la patronal hasta aquí no ha superado el 9% de aumento, lo que ha generado un fuerte rechazo, ni contempla la incorporación de una cláusula gatillo, que permitiría recomponer los salarios al menos hasta el umbral que imponga la inflación.

 

Si bien la expectativa de los trabajadores es lograr un incremento superador, NORTE pudo saber que la posibilidad de contar con aquella cláusula allanaría el camino para encausar la dura discusión salarial en el sector.

El paro fue definido la semana pasada por la conducción de La Bancaria a nivel nacional, y aunque se esperaba que pudieran surgir novedades desde la Mesa de Trabajo conformada por los trabajadores y las Cámaras, hasta el momento la medida de fuerza continúa en pie.

 

Las diferencias se mantienen, y el malestar de los empleados no tiene que ver sólo con la “irrisoria” oferta salarial sino también con el incumplimiento de los fallos judiciales que obligan a los bancos a pagar la cláusula gatillo incluida en el acuerdo del 2017.

El escenario podría complicarse aún más. Es que la entidad sindical dispuso la realización de un nuevo paro, pero por 48 horas para la semana que viene, en caso de no haber novedades.

 

 

 

Compartir

Comentarios