En la jornada de este miércoles, cerca de las 21:30 una mujer de 55 años fue encontrada sin vida en su domicilio por su esposo. La información policial da cuenta que el hecho se trataría de un suicidio.

Según se conoció esta mujer estaba en su domicilio y cuando llego su esposo se encontró que su mujer pendía de una soga que estaba atada a uno de los tirantes del hall de la vivienda. Ante la desesperación, decide cortar la soga y esta mujer queda arrodillada frente a un sofá, pero ya sin vida. En el lugar se hizo presente el personal policial y personal del Gabinete Científico, junto al médico forense, quien diagnostico que la muerte se dio por asfixia.

Con la presencia del Fiscal en turno, el cuerpo de la mujer de apellido Barros, fue entregado a sus familiares para los fines póstumos.

 

Compartir

Comentarios